Publicado: 24 de Julio de 2018 a las 05:51

¿QUÉ HACER PARA ADELGAZAR?

Este artículo es más reducido de lo habitual pero no por ello menos importante. Cuando me refiero a qué hacer para adelgazar, es obvio que las vías son variadas pero lo que se desarrolla a continuación es, a mi juicio y por mi experiencia, la parte más importante. No pretendo decir que sea la única. 

Podemos decir que lo que tenemos que hacer si queremos adelgazar- si queremos eliminar grasa de nuestro tejido graso y quemarla- es disminuir nuestros niveles de insulina y secretar menos insulina. Si podemos conseguir que nuestros niveles de insulina sean lo suficientemente bajos, podremos quemar nuestra grasa. Si no podemos, no la quemaremos. Cuando secretamos insulina, o si el nivel de insulina en nuestra sangre es extraordinariamente elevado, acumulamos grasa en nuestro tejido. Solo cuando disminuyen  movilizamos grasa y la usamos como combustible. Eso es lo que la ciencia nos dice.

Pero hay algo que debemos recordar y que, para mí, es determinante: cuando una persona abusa de los carbohidratos se corre el riesgo de convertirse en alguien resistente a la insulina. ¿Qué quiere decir eso? pues que por nuestras venas correrá más insulina durante parte del día o del día entero para transformar los hidratos de carbono en glucosa y no se podrá metabolizar la grasa acumulada. Por lo tanto el único combustible que utilizaremos será el de los hidratos de carbono. 

Esto se puede revertir aunque no sin esfuerzo y vigilancia constantes.  ¡¡paciencia!!

No olvidemos que según la pirámide nutricional en vigor, el grupo alimentario más recomendado es el de los carbohidratos, que es el grupo que se metaboliza en azúcar, dicho de una manera sencilla. Por lo tanto si este grupo es el más recomendado como combustible rápido para el organismo, será a este grupo al que tendremos que prestar más atención a la hora de su consumo y ver cuál será la clase de carbohidrato que se transformará más rápidamente en azúcar para evitar, precisamente, el abuso de su consumo. 

 Para terminar lanzo una pregunta para la reflexión. ¿Es realmente necesario el consumo de un porcentaje de alrededor de un 50% de carbohidratos (según lo recomendado por la pirámide nutricional) para una sociedad que, en su mayoría, realiza un trabajo sedentario con un reducido consumo de energía (proporcionada en su mayoría por ese 50% de esos hidratos de carbono cuyo abuso lleva al sobrepeso? 

Ahí lo dejo. Hasta la semana que viene.