Publicado: 25 de Junio de 2018 a las 05:06

Esta semana querría comenzar una serie de “notas para degustar” de entrega semanal sobre algo que

nos interesa y nos trae de cabeza a todos: la razón (o razones) por las que engordamos. Parece un tema

obvio pero vamos a ver que no lo es tanto.

La forma en la que voy a ir presentando las notas recordará mucho a las telenovelas por aquello de

acabar dejándoos intrigados sin saber cómo continuará pero no os preocupéis que una semana pasa

rápido y prometo que habrá una continuación. También lo hago con la intención de no dar demasiada

información de golpe y para que se pueda reflexionar sobre lo expuesto. Deseo que os interese todo lo

que voy a contar. Os recomiendo la lectura del libro Cómo engordamos y qué hacer al respecto de Gary

Taubes. Ed. RBA. Muchos de los comentarios que leeréis son extractos de dicha obra.

Para que veáis que soy buen chico, os adelanto el índice de los artículos que iré publicando

semanalmente para que tengáis una idea general de lo que voy a hablar. ¡Disfrutadlos!

1.- ¿Por qué engordamos?

2.- ¿Por qué comer menos no es la solución?

3.- ¿Es el deporte la solución?

4.- Entonces, ¿por qué engordan las personas?

5.- ¿Qué hacer para adelgazar?

6.- ¿Es lo mismo alimentarse y nutrirse?

7.- ¿Cómo se puede conseguir una nutrición equilibrada y correcta?

8.- ¿Qué ocurre con el azúcar?

9.- ¿Qué hacemos con el trigo?

10.- ¿Qué les pasa a los lácteos?


¿POR QUÉ ENGORDAMOS?

A muchos de ustedes lo primero que les habrá venido a la cabeza es: ¡¡PORQUE COMEMOS MUCHO!!

LA RESPUESTA ES QUE ¡ESTO NO ES ASÍ NECESARIAMENTE! MAS BIEN ES UNA CUESTIÓN DE CALIDAD EN VEZ DE CANTIDAD.
Es decir QUÉ COMENOS más que CÚANTO COMEMOS.

La mayoría de los médicos y expertos en nutrición nos dicen que engordamos porque comemos

demasiado y/o nos movemos demasiado poco y, por lo tanto, el tratamiento para solucionar ese

problema consiste en hacer justo lo contrario: ES DECIR COMER MENOS Y MOVERNOS MÁS.

En la actualidad esa es la actitud que prevalece a nivel mundial. Aumentamos de peso cuando

ingerimos más energía de la que gastamos y perdemos peso cuando gastamos más energía de la que ingerimos. Los alimentos son los portadores de esa energía y medimos esa energía en forma de calorías.

Por lo tanto, si acumulamos más calorías de las que gastamos, aumentamos de peso; si, por el contrario,acumulamos menos, perdemos peso.

Esta forma de concebir el peso es tan convincente y tan persuasiva que resulta prácticamente imposible no creérsela, aunque hayamos empleado muchos años de nuestra vida INUTILMENTE en tratar de comer menos de forma consciente y de hacer más ejercicio, y hayamos comprobado que ESO NO FUNCIONA.
Seguro que muchos de ustedes lo han probado y han visto que los resultados no fueron los

deseados.

ESTA CREENCIA (FALSA) HA DEMOSTRADO RESISTIR CUALQUIER PRUEBA QUE LO REFUTE.

Yo voy a intentar demostrar aquí hoy por qué esta creencia es falsa.

¿QUÉ ES LA OBESIDAD?

Empezaré diciendo que la OBESIDAD ES UN TRASTORNO DE LA ACUMULACIÓN DE EXCESO DE GRASA.

EFECTIVAMENTE, LA OBESIDAD ES UNE ENFERMEDAD. NO ASÍ EL SOBREPESO.

LA PREGUNTA ES: ¿QUÉ ES LO QUE REGULA LA ACUMULACIÓN DE GRASA? LAS HORMONAS Y LAS

ENZIMAS por lo que será imprescindible que nos fijemos en ellas a la hora de determinar por qué

algunas personas engordan y otras no.

Hay dos factores que determinan la cantidad de grasa que acumulamos y los dos tienen que ver con la HORMONA INSULINA:

- PRIMERO: cuando los niveles de insulina son elevados, acumulamos grasa en el tejido adiposo;

cuando estos niveles bajan, liberamos grasa del tejido adiposo y la quemamos como

carburante. ESTO ES LO IDEAL.

- SEGUNDO: los niveles de insulina están efectivamente determinados por los HIDRATOS DE

CARBONO que ingerimos (no por completo, pero sí a efectos prácticos). Cuantos más hidratos

de carbono comamos, y cuanto más dulces y más fáciles sean de digerir, más cantidad de

insulina secretaremos al final; eso significa que el nivel de insulina en nuestro flujo sanguíneo

será mayor, igual que la grasa que retendremos en las células grasas. LOS HIDRATOS DE

CARBONO QUE LLEVAN INSULINA, LLEVAN GRASA.

En otras palabras, la ciencia ha dejado claro que las hormonas, enzimas y los factores de crecimiento

regulan el tejido adiposo, del mismo modo que regulan todo lo demás en el cuerpo humano, y QUE NO ENGORDAMOS PORQUE COMAMOS MÁS DE LO NECESARIO, SINO PORQUE LOS HIDRATOS DE CARBONO DE NUESTRA DIETA NOS HACEN ENGORDAR. POR LO TANTO, LA OBESIDAD ES EL RESULTADO DE UN DESEQUILIBRIO HORMONAL (PRODUCIDO POR LA INSULINA), NO DE UN DESEQUILIBRIO CALÓRICO; concretamente, la estimulación de la secreción de insulina debida a la Ingesta de alimentos ricos en hidratos de carbono fáciles de digerir: Hidratos de carbono refinados,entre ellos la harina, los cereales, las verduras de raíz, como las patatas, y los azúcares, como la sacarosa

(el azúcar de mesa) y el sirope de maíz alto en fructosa.

ESTOS CARBOHIDRATOS LITERALMENTE NOS HACEN ENGORDAR, Y AL ACUMULAR GRASA, SE NOS ABRE MÁS EL APETITO Y NOS VOLVEMOS SEDENTARIOS. (CONSECUENCIAS DEL EXCESO DE GRASA).

ESA ES LA RAZÓN POR LA QUE A LAS PERSONAS OBESAS LES CUESTA MOVERSE O HACER DEPORTE.

CUANTO MÁS DULCE ES EL ALIMENTO, MÁS FÁCIL DE CONSUMIR Y DIGERIR NOS RESULTA- LOS H de

C LÍQUIDOS COMO LA CERVEZA, LOS ZUMOS DE FRUTA Y LOS REFRESCOS SON LOS PEORES ASÍ COMO

EL PAN, LA PASTA, LAS PATATAS.

SI QUEREMOS ADELGAZAR Y MANTENERNOS DELGADOS TENDREMOS QUE ENTENDER Y ACEPTAR LO

QUE ACABO DE DECIR. Y LOS MÉDICOS TAMBIÉN.

Hoy lo dejo aquí. La semana que viene el siguiente capítulo.