Publicado: 3 de Julio de 2018 a las 19:39

¿POR QUÉ COMER MENOS NO ES LA SOLUCIÓN?

Permítanme que comparta con ustedes un estudio que se realizó en la década de los 90. El

Instituto Nacional de la Salud de EE. UU (equivalente a nuestro Ministerio de Sanidad), se

propuso investigar algunos temas críticos de la salud femenina.

Entre las preguntas que los investigadores esperaban responder estaba la cuestión de si las

dietas bajas en grasa (QUE SON LAS QUE SE ACONSEJAN TOMAR SI SE QUIERE ADELGAZAR)

realmente previenen las enfermedades cardiacas o el cáncer, al menos en las mujeres. Se

eligieron a 20,000 mujeres al azar y les enseñaron a comer de acuerdo con una dieta baja en

grasa, con mucha fruta, verdura y fibra, y se les ofreció apoyo psicológico para motivarlas a

que cumplieran la dieta.

Uno de los efectos de este apoyo psicológico, es que, consciente o inconscientemente, las

mujeres también decidieron comer menos, en concreto 360 calorías diarias menos. Si creemos

que la causa de la obesidad es comer más de lo necesario, podríamos decir que estas mujeres

estaban comiendo menos de lo necesario, 360 calorías menos.

¿LOS RESULTADOS?

Después de 8 años comiendo menos, las mujeres perdieron una media de 1 KILO cada una.

¿CÓMO ES POSIBLE? Si nuestro peso está determinado por la diferencia entre las calorías que

ingerimos y las que gastamos, esas mujeres deberían haber adelgazado de forma considerable.

Aproximadamente 1 kg de grasa en las primeras tres semanas y más de 16 kg en el primer año.

Y este no fue el único resultado decepcionante del estudio. Los investigadores de la prueba

también informaron que la dieta baja en grasas no logró prevenir las enfermedades cardiacas,

el cáncer ni nada por el estilo.

COMER MENOS DE LO NECESARIO NO ES NINGÚN REMEDIO CONTRA EL SOBREPESO: TRATE

DE MANTENER EL PESO PERDIDO Y VERÁ QUE, EN EFECTO, RARAMENTE FUNCIONARÁ. LA

MAYORÍA DE LAS PERSONAS CON SOBREPESO PIERDEN MUCHO TIEMPO DE SU VIDA

TRATANDO DE COMER MENOS. SI ESTA VÍA NO FUNCIONA CUANDO UNO ESTÁ MOTIVADO

POR LAS VARIADAS CONSECUENCIAS NEGATIVAS QUE ACARREA LA OBESIDAD, ¿CÓMO

VAMOS A ESPERAR QUE FUNCIONE ÚNICAMENTE PORQUE UNA FIGURA DE AUTORIDAD DE

BATA BLANCA INSISTA EN QUE INTENTEMOS COMER MENOS?
Si seguimos estando gordos,tenemos una buena razón para dar por supuesto que comer menos de lo necesario no nos ha

curado de esta particular aflicción, aunque a corto plazo nos haya ayudado a combatir el

síntoma más evidente: la adiposidad excesiva.

Según un estudio llevado a cabo en 2007, recomendar dietas bajas en calorías a pacientes

obesos y con sobrepeso lleva, como mucho, a una ligera pérdida de peso que es transitoria,

es decir, temporal.

Por lo general, en los primeros seis meses se pierden alrededor de 4-5 kilos y, al cabo de un

año, el paciente ya ha recuperado mucho de lo que había perdido.

Esta realidad, no obstante, no ha impedido que las autoridades recomienden esta vía.


Otro ejemplo. En los 70, dos investigadores de la Facultad de medicina de Harvard empezaron

a tratar a pacientes obesos con una dieta de 600 kc/día solo a base de carne magra, pescado y

aves. Trataron a miles de pacientes. La mitad de ellos perdieron 18 kg. Dedujeron que esa era

una forma efectiva y sana de perder grandes cantidades de peso. Pero después perdieron la

confianza en la terapia porque no sabían qué recomendarles a sus pacientes una vez que ya

habían perdido el peso adecuado. No podían esperar que vivieran con 600 calorías el resto de

sus vidas y, si volvían a comer de la forma anterior de la prueba, sin duda recuperarían el peso

anterior

Por eso, aunque perdamos la mayor parte de nuestro exceso de grasa con una de esas dietas,

después tendremos que enfrentarnos con el problema ¿Y ahora qué? Si perdemos peso

ingiriendo solo 600 calorías diarias, o incluso 1200, ¿acaso debe sorprendernos que volvamos a

engordar cuando ingiramos 2000 calorías de nuevo? Esta es la razón por la que una dieta tiene

que ser algo que podamos hacer durante toda la vida: UN ESTILO DE VIDA.

Así, si comer menos de lo necesario no es ni un tratamiento ni un remedio, comer más de lo

necesario no es ninguna causa PARA ENGORDAR.

Hasta la próxima semana.