Publicado: 5 de Junio de 2018 a las 03:46

PELIGROS DEL AZÚCAR

El azúcar, en el siglo XVIII pasó de ser un producto de élites a ser un producto barato y ya

entonces los médicos empezaron a notar sus efectos nocivos en el cuerpo.

Cada vez hay más estudios que confirman lo efectos nocivos del azúcar en la salud. Pero ¿por

qué es tan malo el azúcar?

¿Se trata sólo de un problema de caries o de calorías vacías que hacen que engordemos?

Aunque esto no es poco, lo cierto es que hay mucho, muchísimo más. Para empezar, el

azúcar es adictivo, lo cual no puede ser bueno. Toda sustancia adictiva (DROGA) crea

dependencia en nuestro organismo, y hasta el momento, no se conoce ninguna sustancia que

además de ser adictiva, sea beneficiosa para nuestro cuerpo. Pero no es sólo eso. El azúcar

puede ser causa de muchísimas enfermedades y dolencias que, además, no relacionaríamos

nunca con él.

¿CÓMO SABER SI SOMOS AZÚCAR ADICTOS? ¿CUÁNTO AZÚCAR HAN CONSUMIDO EN LO

QUE VA DE DÍA?

Contestar rápidamente a estas preguntas:

 ¿desayunas madalenas, galletas o bollería?

 ¿echas azúcar al café?

 ¿Tomas dulces a la hora de la merienda?

 ¿Y a media mañana?

Y la mejor: ¿alguna vez, después de una comida en la que te has quedado satisfecho y lleno,

has sentido la necesidad de comer adicionalmente algo dulce? Seguro que la respuesta es SÍ,

que muchísimas veces. Todo esto tiene que ver con la dopamina que es una hormona

relacionada con las adicciones. La tenemos tan acostumbrada a satisfacerla con azúcar, que

cuando no se lo damos lo pide aunque estemos llenos.

Me gustaría comentar brevemente las ENFERMEDADES QUE SE PUEDEN CONTRAER POR el

consumo de azúcar:

 Disminución del sistema inmunitario

 Acidosis en cuerpo (terreno abonado a enfermedades graves)

 Riesgo de enfermedades inflamatorias: diabetes o hipertensión, colesterol…

 Desmineralización ósea porque el azúcar se come el fósforo de los huesos:

osteoporosis.

 Mal humor por hipoglucemia (descenso del azúcar en sangre con riesgo de fatiga,

ansiedad, depresión, nerviosismo). Un nivel bajo de azúcar en sangre produce un

funcionamiento confuso en el cerebro e influye tanto en las acciones como en las

actitudes o los sentimientos.

 Hiperactividad

 Obesidad (en EE. UU, el 64% de los adultos tiene sobrepeso y el 30,5 es obeso). En

España llevamos el mismo camino.


 Cándida álbicans. Es un hongo que se alimenta principalmente de azúcar y C.H. Y

DIFÍCIL DE DIAGNOSTICAR.

 Envejecimiento de la piel.

¿Sabéis cuáles son los alimentos que más azúcar escondida llevan?

 Las golosinas (95%)

 Cacao soluble (72%)

 Mermelada (68 gr de cada 100 gr)

 Dátiles secos

 Uvas pasas

 Chocolate blanco (56%)

 Crema de chocolate con avellanas (55%)

 Chocolate con leche (54%)

 Leche condensada (54%)

 Galletas (34 gr por cada 100 gr de producto)

Antes que me preguntéis por la miel y me digáis que es sana, os diré que la miel es el azúcar

que más calorías tiene (64 por cucharada), por no hablar de los pesticidas de su cultivo

agrícola. Pero si se quiere consumir, mejor tomar las de cultivo biológico y de aspecto espeso,

que indica que tiene todos los nutrientes. ¡Y NO OLVIDEMOS QUE SIGUE SIENDO

AZÚCAR!

Por último, con referencia al azúcar, me gustaría comentar el tema de las bebidas gaseosas. La

mayoría de ellas contienen ácido fosfórico, que eleva los niveles de fósforo del cuerpo y

cambian el pH del cuerpo, volviéndolo ácido y causando estrés en el organismo por no hablar

del aspartamo, el edulcorante que contiene que produce múltiples efectos secundarios con su

abuso E INSISTO ABUSO aunque haya artículos poniendo en duda su supuesto perjuicio.

Podemos encontrarlo en:

 Bebidas con gas

 Postres congelados

 Chicle

 Yogur

 Edulcorantes de mesa

 Gelatinas

 Pastillas para la tos y múltiples medicamentos COMO LOS JARABES

 Productos dietéticos “sin azúcar añadido”. Muchos productos “light”


Pero entonces, ¿cómo nos desenganchamos del azúcar?

NO ES NADA FÁCIL. Se trata de replantearse la dieta, pero sin empezar a pasar hambre ni

dejando de disfrutar del placer de comer. Como ocurre con todas las drogas, es posible que

experimentéis el síndrome de abstinencia, pero como en las demás adicciones, lo superarás.

Mi consejo es evitar el azúcar tanto como puedas.